TODO BAJO CONTROL

huracan

Hay momentos en la vida en los que realmente sentimos que algo no esta en orden, que son demasiadas las pruebas, que no vamos a resistir todo lo que nos esta pasando,  y tarde o temprano tiraremos la toalla. Y lo peor es que muchas veces tiramos la toalla y a nuestro parecer no pasamos la prueba.

Es necesario que entendamos que nada de lo que nos ocurre es por casualidad, incluso aquello que no parece tener sentido ocurre con un propósito.

“Simón, Simón, mira que Satanás ha pedido zarandearlos a ustedes como si fueran trigo. Pero yo he orado por ti, para que no falle tu fe. Y tú, cuando te hayas vuelto a mí, fortalece a tus hermanos.

—Señor —respondió Pedro—, estoy dispuesto a ir contigo tanto a la cárcel como a la muerte.

—Pedro, te digo que hoy mismo, antes de que cante el gallo, tres veces negarás que me conoces.” (Lucas 22:31-34)

En este relato podemos ver al igual que cuando Job fue probado (Job 1:6) que hay un momento, en algún lugar, en donde Dios y Satanás se comunican, y el diablo pide la vida de los Discípulos al Padre para zarandearlos como a trigo, para ir en contra de ellos, para que vengan las dificultades y para que se les mueva el piso y esa estabilidad que estaban viviendo desaparezca por completo. Y el Padre le autoriza. Nos podemos preguntar, ¿Cómo es posible que Dios le dé permiso al diablo para que zarandee a sus discípulos? ¿Cómo siendo un Dios bueno permite que vengan cosas malas sobre sus hijos?.

Nadie quiere vivir dificultades, nadie quiere que vengan los problemas, y cuando vienen muchas veces nos desesperamos, buscamos explicaciones y no las encontramos. Tal ves tu te has encontrado en situaciones realmente críticas y has preguntado cómo es posible que Dios permita esto si dice que me ama, si dijo que me guardaría, que me iba a bendecir. Pero sin embargo vienen y no las podemos evitar, no podemos hacer nada y muchas veces vemos como nuestro mundo se desmorona, como lo que habíamos logrado se pierde. Esto fue lo que le paso a Job, perdió todo lo que tenia, esto le paso también a los discípulos, en una noche, el ministerio que ellos veían tan grande se desmoronó, su Maestro fue arrestado, torturado, asesinado, y se sintieron solos, desesperados, Pedro negó que conocía a Jesús, y días después todos se encontraban haciendo sus antiguas labores.

Tenemos que entender que ser zarandeados como trigo no es cualquier cosa, y no es algo que nunca nos pasará, quizás en estos momentos estas en aquel proceso.

883312747_7f5c876a39_b Zarandear el trigo es un proceso. El grano de trigo viene sucio, con muchas impurezas; cáscara, pedazos de tallo, etc. Eso pasa cuando el trigo no está bien zarandeado. No es útil, está lleno de basura. Para zarandear hay que buscar un lugar al aire libre, sobre un piso bien compactado. Aventaban el trigo sobre ese piso y pasaban algo pesado sobre ese trigo, como una tabla, sobre la cual se paraba el granjero y hacía que un animal de carga tirara de la tabla, con la presión del peso del granjero. Después aventaban al aire el trigo para que el aire lo limpiara.

Pero todo este proceso tiene el propósito de sacar lo peor de nosotros para que seamos limpios. Fue lo que vivió Pedro, que negó al Señor, y al darse cuenta de su error, lloró amargamente y se arrepintió, en ese momento fue que pudo ser limpio, cuando pudo ver lo sucio que era. Lo interesante de esto que si bien es cierto, tres veces negó a Jesús, tiempo después lo podemos ver hablando ante una multitud y tres mil personas se suman a la iglesia.

Durante ese tiempo Pedro fue capacitado de forma intensiva por Dios. Y lo que mas me gusta es que el Diablo seguramente creyó que cuando mató a Jesús, cuando los discípulos sufrieron ese tremendo golpe, y Pedro negó al Señor, el había ganado una gran batalla. Pero que alegría me da saber que tiempo después se da cuenta que fue utilizado por Dios para sacar lo mejor de sus discípulos, y que Dios tiene todo bajo control.

Aunque le hayas fallado y creas que ya no hay mas para ti, aunque te hayas vuelto atrás, Dios sigue teniendo todo en sus manos. Y como le dijo a Pedro ”volverás y confirmarás a tus hermanos”, tu también ayudarás a otras personas por las experiencias que has vivido, porque has pasado por la prueba, por la selección de Dios y has aprendido que en la peor de las dificultades hay un Dios que no te dejará jamás, que te levantará si te caes y te ayudara incluso a volver a empezar si es necesario.

Jesús intercede para que tu fe no falte, porque con fe aunque te caigas te podrás levantar, porque si crees en Dios todo es posible, pero si pierdes la fe, pierdes la esperanza, pierdes la visión, no crees en el propósito de Dios para tu vida. Sin embargo aunque hayas perdido esa fe hay alguien que intercederá por ti para restaurarte. Puedes ser zarandeado e incluso caerte pero te volverás a levantar porque tienes un Dios que no te dejará, un Padre que tiene propósitos contigo y necesita limpiarte y formarte para que puedas ser usado de una manera tremenda. Tu Padre tiene todo bajo control.

autor

Anuncios

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s