LA GENERACIÓN PELIGROSA

He escuchado a muchos decir que esta generación esta en peligro. Ya que hay una gran falta de identidad y nuestra generación no sabe donde ir. Los chicos de hoy creen en todo lo nuevo y bonito que se les presenta, con el tiempo se aburren y terminan creyendo en nada; porque no encuentran nada que los cambie verdaderamente, todo es light, rápido, sin peso, incluso el cristianismo que trata de alcanzar a la juventud actual, se vuelve muchas veces en algo sin peso. Los jóvenes de desilusionan de lo que les venden, reclaman y se largan en busca de la nueva moda, tendencia urbana o creencia que los pueda inspirar mas que la anterior.

Y es que muchas veces hemos querido llegar a las personas con lindas palabras, haciéndoles creer que la vida es fácil y liviana como la quieren, pero esta no es  la mejor opción si queremos causar un impacto real en la sociedad. Lo que realmente va a impactar la vida de las personas no son nuestras religiones, nuestros métodos, ni nuestras luces o música, con esto no quiero decir que eliminemos todo método, luz o música. Pero lo que a ellos impactará será ver a Dios reflejado en nuestras actitudes, y en nuestra vida. Hace un tiempo uno de los chicos de la célula me dijo: ” Lo que a mí más me impactó al llegar a la Iglesia, fue la preocupación que ustedes mostraban por nosotros. Ni en mi casa se preocuparon de esa forma por mí”. El pudo ver a un Dios que se preocupa de nuestras necesidades, de nuestros problemas, aun de los mas pequeños, y no lo vio en el cielo, ni en un cuadro, lo vio en jóvenes como él.

La juventud necesita un modelo a seguir, si no es así por qué generación tras generación, la juventud tuvo un ideal, una moda, o algo que los movió. Y estamos en medio de una generación que ha estado carente de buenos modelos que seguir, de gente que les ha dicho que todo esta bien, de medios de comunicación que entretienen por un momento y gente que en todas partes parece estar feliz, cuando en realidad su mundo se esta cayendo a pedazos. También de “cristianos” que viven muy cómodos con sus vidas a medias y de gente que nunca se ha determinado ser radical, de hijos de Dios que aun no entienden que han sido llamados a provocar cambios y a hacer algo más que vivir la vida.

Es cierto que hay un generación en peligro de perderse, en peligro de crecer sin identidad, en peligro de no tener sueños e ideales por lo que luchar. Los adultos siempre dicen: ” los jóvenes de antes teníamos ideales, los de ahora viven su mundo”.  Recuerdo que hace unos años atrás yo era un adolescente sin sueños ni metas, como muchos lo son hoy también. Pero al encontrarme con Jesús pude encontrarme con su visión, con su pasión, y poco a poco me transformé en un soñador, de sueños locos y grandes que estoy seguro que con mis fuerzas jamás los alcanzaré, ya que solo son posibles con Dios.

Necesitamos encontrarnos otra vez con Jesús. cuando pienso en esto viene a mi mente David, quien era un adorador (tenia intimidad continua con Dios), era un radical, no transó sus principios y a pesar de sus debilidades buscó agradar a Dios y no a los hombres. Y cuando este joven David estaba escondido huyendo de Saúl para que no lo matara, vinieron a el, muchas personas, hombres afligidos, endeudados, menesterosos, lo peor de la sociedad, los sin sueños y los rechazados. Y de estos hombres David formó un ejército de valientes, algo ocurrió allí que cambio las vidas de estos que antes lucían como fracasados, y que no tenían identidad. Lo que pasó fue que alguien radical, que amaba a Dios, estuvo compartiendo con ellos, formándolos, derramando la visión, el sueño y el amor que Dios le había dado, sobre estos hombres. Y esto fue lo que los impactó tanto que los hizo fieles hombres de guerra. Los hizo una GENERACIÓN PELIGROSA a la que ningún ejército pudo derribar jamás.

Puedo ver una generación que esta emergiendo de aquellos mismos que no tenían ideales y esta comenzando a soñar, esta apasionándose, por una causa mayor a ellos mismos. Cuando esto sucede y aprendemos a depender de Dios de forma radical, nos volvemos peligrosos, para el mundo, para el sistema, y comenzamos a ir en contra de la corriente, en todo lugar y en todas las áreas. Los que te rodean comienzan a ver en ti a alguien distinto, a alguien que ama de verdad y se entrega por el sueño que Dios puso en su corazón, por la gente, por las necesidades de los demás y no solo por las propias.

Comencemos a reflejar a Jesús, salgamos de nuestra comodidad, comencemos a encontrarnos con El, porque cuando te encuentras con Dios cada día de tu vida, comienzas a ser peligroso para el mundo, comienzas a marcar diferencia, comienzas a impactar las vidas. Cree que Dios puede hacer cosas grandes en tu cuidad, en los jóvenes de tu nación, no importa como luzcan, o si son emos, metaleros, alternativos, darks, tristes, duros de corazón, ateos o lo que sean. De todos estos Dios levantará una Generación que lo amará e impactará las naciones de la tierra.

Anuncios

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s