¡PONTE LA CAMISETA!

A cuántos no les gustó alguna vez un equipo de fútbol, un programa de televisión que no se perdían, cuantos no han tenido un grupo o cantante favorito, o alguien a quien admiran, alguna persona que nos gustaría imitar, etc. Son muchos los casos y casi innumerables las circunstancias en que nos hemos sentido identificados con algo, es normal y a casi todos nos ha pasado, ya sea en nuestra niñez o adolescencia o aún de mas grandes, basta con ingresar a la página de inicio de tu facebook, y  ver como todos los días tus amigos se han hecho fans de un cantante, o de algún famoso, de determinadas marcas, un equipo de fútbol o la excentricidad de moda.

Muchas veces esas cosas ocupan lugares no muy importantes en las prioridades de la gente, son una simple entretención, pero hay otras que sí realmente ocupan un lugar significativo en nuestras vidas, y por las que nos esforzamos, hasta podemos cambiar por esas cosas. Por ejemplo para la mayoría de las personas su familia es algo muy importante, para otros sus estudios, tener una carrera profesional, para otros será la polola, para otros tener la última moda, verse bien, ser populares, o intentar ser felices; nuevamente son innumerables las motivaciones y las cosas importantes que hay en nuestras vidas, y pueden variar y ser muy diferentes. Sin embargo cada cosa que nosotros estimamos importante en nuestra vida, indiscutiblemente determinará nuestras actitudes, nuestra pasión y el esfuerzo que ponemos para alcanzar aquellas cosas.

Hay algo impresionante en esto, y es ver como cada persona tiene una motivación, prioridad, sueño, o como queramos llamarle, y como solo un grupo de ese todo, se esfuerza para alcanzar esos sueños, y menos aun es el número de las personas que logran alcanzar las metas propuestas, son muchos los que dejan la carrera a la mitad y otros que tiran la toalla aún sin comenzar, muy pocos son los que llegan a la meta final. Me impresiona ver como a lo largo de la historia existieron personas que por un ideal, por identificarse con algo, dejaron todo lo demás en su vida.

Por ejemplo, en la segunda guerra mundial estaban los kamikazes, que eran soldados japoneses que en su avión se estrellaban sobre blancos enemigos muriendo en esa acción; o los miles de héroes que hay en todo el mundo que daban sus vidas por su nación, también están los miles de jóvenes que durante la guerra fría se convirtieron en hippies, abandonando sus familias y rebelándose contra el sistema, buscando a su manera la paz y formando grandes comunidades, estoy seguro que hay cientos de casos mas, tal ves muchos se equivocaron y cometieron errores, pero en cada persona hay una necesidad de identificarse con algo, de creer en alguna cosa, de tener un ideal, un vació que se busca llenar sintiéndose parte de un grupo o alcanzando algo.

En este tiempo es cierto que esos ideales son más individuales que grupales, pero el deseo de pertenecer a algo siempre va a estar en cada ser humano que nazca sobre esta tierra.

Hay alguien que a mi me conmueve por su pasión, por su motivación y por todo lo que logró y es Jesús quien tuvo un sueño, y dedicó su vida a lograrlo, hasta la muerte se entregó por ese sueño y puso todo su esfuerzo en alcanzar su meta, y no solo bastó con eso, sinó que después de resucitar y de partir de esta tierra sus huellas siguieron tan vivas en otros que han pasado mas de dos mil años y aun sigue marcando las vidas de los que se encuentran con Él. Hoy la historia de la humanidad se divide en un antes y un después marcado por la existencia de Cristo. Esto si que fue pasión, este si que fue alguien que se puso la camiseta, y que se jugó la vida para alcanzar su propósito en esta tierra. Él no dejó nada a medias, todo lo cumplió y todo lo alcanzó.

Si nosotros fuéramos un poco como Él, estoy seguro que alcanzaríamos nuestros sueños, si no nos rindiéramos tan fácilmente. Y hoy Dios busca jóvenes comunes y corrientes que tengan un sueño, que crean que pueden hacer algo, creo que eso es lo primero, alinearnos a su voluntad y creer en él, tenemos que ordenar el desorden de nuestras vidas y ponernos la camiseta correcta.

Las 2 Camisetas

Quiero que te pongas frente a esta situación, un día llega un tipo y te dice que te va a regalar una camiseta, y junto con eso te presenta dos tipos de camisetas, dos modelos diferentes en colores, textura y tamaños distintos, la primera es justo de tu talla, es tu color favorito, y tiene unos diseños geniales, la tela es algo rara, pero da lo mismo porque la textura es suave y esta camiseta te quedaría perfecta con el pantalón que te acabas de comprar. Luego te muestra la otra, a decir verdad esta es un poco diferente a la anterior ya que es un poco grande para ti, el color a decir verdad no te acompañaría ni con tu pantalón nuevo, ni con ninguna de tu demás ropa, para usarla tendrías que comprar una tenida entera otra vez, y además ni diseños tiene, la tela eso si no se compara a la de la otra, esta se ve que es firme y duradera, podrías usarla todos los días de tu vida sin que se te rompa, tus amigos(as) eso si, quizás ni la noten, y si la notan hasta te sacarían del grupo por no estar a la moda según ellos, o se reirían de lo que andas usando…  Ahora llegó la hora de elegir, ya has pensado mucho y el tipo tiene prisa, no todos los días se regalan camisetas y tu te haces de rogar.

Te pregunto ¿Cuál de las dos camisetas elegirías?

La respuesta es simple, creo que el 99% de las personas elegirían la primera camiseta, la más bonita, no por nada somos últimamente una sociedad que se deja llevar por las primeras impresiones, además esta te ofrece muchos beneficios. Solo el 1% o menos habrían elegido la segunda opción prefiriendo la calidad.

Tal como en este ejemplo, muchas veces somos así en nuestra vida, como jóvenes elegimos cosas que nos parecen bonitas y entretenidas, que nos vienen bien, nos dan placer y hasta felices somos por un rato,  pero que tienen fecha de vencimiento bien clara a no ser que no la queramos ver, y muy pocos son los que eligen las cosas de calidad en la vida, los que prefieren algo mejor y sin fecha de vencimiento, algo que será un poco incómodo al principio e involucrará cambios y renunciar a cosas que nos gustan, pero que a la larga nos traerá beneficios, nunca se romperá y nos ayudará en todo. Déjame decirte que la segunda camiseta es Marca JESÚS, y es 100% Calidad, Duración ilimitada, no se estropea ni con las lluvias, ni con las tormentas, ni con el calor extremo. Pero eso si requiere algunos cambios en tu vida, compromiso y abrir tu corazón para que el ordene tus prioridades, tus sueños y tus metas, pero no te preocupes porque los pensamientos y sueños de Jesús son muchísimo mejores y mas grandes que los que tu ves hoy a tu manera, te a seguro que a Su manera todo estará mejor.

Yo ya no te preguntaré nada, pero deja que Jesús te pregunte esto ¿Quieres ponerte mi camiseta?, ¿Quieres jugártela por mi, por mis sueños contigo, por el plan gigante que tengo para ti?, ¿estas dispuesto a llevar mi camiseta puesta para siempre?

Tú dale la respuesta a Él.

Jesús en este tiempo sigue buscando personas para usar, para levantarles en el área que sea, muchos creen que es solamente para estar detrás de un púlpito en alguna iglesia, pero quita esa imagen de tu mente, puede ser que Dios también te ponga ahí, pero hay muchos lugares y múltiples formas en las que tu puedes ser usado por Él. Los sueños son el lenguaje del Espíritu, tal ves tu sueñas con ser un actor o actriz, o alguien que revoluciones las comunicaciones de tu nación, quizás  un profesional de éxito para el Reino de Dios, o lo que sea que tu hoy sueñes, sea ser pastor, o lo que sea, Dios quiere hacer algo grande de ti y tocar a muchos usándote en gran manera. Ni nos imaginamos lo que Dios es capaz de hacer. Pero él necesita personas sensibles a su voz que escuchen el llamado, que se pongan la camiseta, la armadura de guerreros, que entiendan que no son cualquier cosa. Yo me niego hasta la muerte a vivir una vida común y corriente, que no influya en otros a Jesús, y pasar desapercibido en esta tierra, no, ni tu ni yo nacimos para eso, sino para ser parte del Sueño del Padre. De cierto no será fácil, pero el esta contigo así que no tires la toalla, aunque hoy no veas nada cree porque todo es posible!

Dios te bendiga y hoy ¡PONTE LA CAMISETA!   De eso jamás te arrepentirás.

Anuncios

Una respuesta a “¡PONTE LA CAMISETA!

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s