Textos escolares y la publicidad que nos invade

Para nadie es un secreto que hoy en día todo gira en torno al producto y los consumidores, donde vayamos encontraremos publicidad, y en todo esto los publicistas deben estar re contentos, porque ven como su campo laboral se expande cada día más.

La sociedad en la que estamos está perfectamente diseñada para que compremos, compremos, compremos y compremos, no importa del modo en que lo hagamos, ni en cuanto tiempo estemos pagando un producto, y sin duda alguna tampoco importa la edad que tengamos, o el medio en el que nos encontremos. Sea nuestro hogar, con los amigos, la calle, la micro, o el mismo colegio.

¿Pero si ha sido así siempre cuál es la novedad?

Muy bien niños, lo que pasa es que esta semana un padre con increíbles aires de genio realizó una denuncia al diario El Mostrador,  al darse cuenta de que  en los textos escolares  de sus pequeños hijos habían llegado educativos anuncios publicitarios de diferentes marcas, y no solo eso, sino que son marcas y productos dedicados a niños y niñas pre-adolescentes, o como dicen otros que se creen gringos los llamados “teens”. ¿Por qué lo trato de genio? Porque al parecer ningún otro padre se dio cuenta de esto, y recién ahora se vienen a percatar de que en los colegios viene incluida la publicidad. Felicidades por revisar los libros de sus hijos, es un buen padre!

¿Pero por qué tanta polémica, por qué todos reaccionaron de las más variadas maneras frente a esto?, A mí me parece que no es una gran novedad, como tampoco lo es el hecho de que desde niños y en todos los medios existentes, incluso los supuestamente “no publicitarios” nos vengan diciendo qué comprar y qué no comprar, qué no creer y qué si creer, hacia dónde ir, o no ir, curiosamente llevándonos en la dirección del consumo masivo de cosas que nunca vamos a necesitar. Como en este caso particular lo han hecho en los textos escolares.

Y en Twitter los TT del día son nada menos que #textoescolar, Mineduc y finalmente Santillana, la editorial del mal que asegura que no les pagaron ni un peso por agregar los anuncios en los textos. ¿Realmente alguien será tan ridículamente ingenuo como para creerse esto? Hasta los niños de Kinder saben que la publicidad se tiene que pagar, porque donde esté, se entregará un mensaje, que de ser efectivo finalmente generará ganancias económicas (Cuando yo estaba en Kinder lo supe ok!)

Además de todo esto, y de que las autoridades del gobierno aprueben la medida dando sus razones, me parece un poquito curioso que después de 8 años (o más), en los que supuestamente los textos escolares han incluido publicidad, recién ahora todo el mundo se venga a alarmar y los rostros que siempre quieren pantalla vengan a enjuiciar esto. Por favor!! desde antes que yo naciera se viene construyendo esta sociedad en donde TODO SE VENDE, en donde todo está regido por el marketing así que tampoco se hagan los que no sabían. El problema de fondo es qué estamos construyendo como sociedad creyéndonos super avanzados y dando el paso para hacer experimentos sociales de los más variados. A ver que nos resulta si seguimos así.

Saludos!!

Anuncios

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s