Un buen intento

Siempre miras lo que te hace falta, lo que debes cambiar. Eres experto en mirar cada uno de tus defectos, y los de la gente que te rodea; cada vez que quieres avanzar fijas tu mirada en los obstáculos que hay en el camino, en la disancia que falta por recorrer, en lo lejos que está la meta, en lo imposible que parece alcanzar ese sueño que cada vez se vuelva más grande y más difícil.

Si tan solo pudieras entender que alcanzar un sueño o que lograr una meta no es la única razón para estar en el camino en el que estás, si entendieras que tu camino resulta ser más valioso que todos tus sueños juntos. Es ahí en donde cada día tienes la oportunidad de crecer, de ser mejor, de cambiar esa actitud que hace que tus pies cada día sean más pesados para correr.

Nunca sabrás si eres feliz porque nunca te conformas con lo que tienes, nunca contemplas los detalles y nunca agradeces los pequeños momentos. Si aprendieras a sentir tu respiración, a multiplicar tus sonrisas y a abrazar cuando te dan ganas de hacerlo… tu historia terminaría de forma diferente.

Inténtalo, empieza a vivir.

 

Anuncios

Una respuesta a “Un buen intento

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s