El mundo es de los prendidos

Hay gente que siempre anda buscando algo para sentirse alegre, alguien que le transmita alguna sensación de bienestar,  un evento, una fiesta, un recital, lo que sea que los haga reír, saltar, emocionarse. Buscan la alegría.

Hay otra gente que no busca la alegría porque la tiene dentro de sí. Es esa gente que es como una ampolleta encendida en medio de la noche, luce bien, motiva al resto, sigue adelante cuando los demás no tienen ni la más mínima gana de volver a intentarlo. Es esa gente que provoca, que cambia su entorno, que influye en otros de una manera tan brillante que no te das cuenta cuando tú mismo te estás riendo con ellos, estás soñando con ellos, estás haciendo cosas con ellos.
En esta multitud de gente que nos rodea hace falta la “gente ampolleta”, la gente prendida, la gente que tenga algo, un sueño, una canción, una idea, algo que entregar, porque es esa gente la que marca a los que le rodean, marca los tiempos, le da sabor a lo que ni se come. Líderes y seguidores, influenciables e influyentes, el mismo dilema y tema de siempre pero con la alegría, con los sueños con lo bueno de la vida. Quiero ser un prendido en esta sociedad apagada.

Ustedes son la luz del mundo, como una ciudad en lo alto de una colina que no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara y luego la pone debajo de una canasta. En cambio, la coloca en un lugar alto donde ilumina a todos los que están en la casa.” Mateo 5:14-15

Anuncios

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s