Paralizados, pero movilizados.

Imagen
Para la mayoría de la gente no es novedad escuchar que alguna institución está en paro, ya sea un sindicato, un colegio, una universidad o un grupo de gente organizada, generalmente por demandas propias de cada ambiente laboral o estudiantil. Los paros siempre han sido un clásico de muchos procesos en la toma de decisiones y una medida de presión ante la institucionalidad que muchas veces abusa, no responde a demandas justas o simplemente una medida para obtener un beneficio a favor de los movilizados.

Está más que claro que nadie protestaría para ser perjudicado, todos buscan ser beneficiados. Y lamentablemente es una medida de presión que es bastante frecuente en nuestro país y en países que llegan a niveles de crisis frente a su comunidad. Digo “frecuente”, porque hace unos años solamente se recordaban los grandes paros de los trabajadores, sindicatos, en los que se pedían mejoras laborales o aumentos de sueldos. Pero desde hace unos años especialmente el 2006 al 2008 y luego en el 2011 hasta la fecha, el auge del movimiento estudiantil y las demandas de este, ante una situación precaria en la educación del país han hecho que sea muy frecuente en una gran cantidad de centros educativos salir a la calle, “irse a paro”, tomarse la sedes de colegios, institutos y universidades como medidas de presión.

Hoy en Chile, en año de elecciones hay muchos colegios y universidades en toma o paro de actividades, todos adhieren a las demandas históricas de la educación y hoy también suman y cobran relevancia las peticiones internas de cada institución. El modelo educativo en Chile está más que cuestionado, y ya más que sabido que es ineficaz y se necesita una re-estructuración profunda.

Para algunos puede parecer algo terrible tener que salir a la calle a protestar o irse a paro, aun más terrible y violento tomarse una sede, pero qué pasa cuando estas medidas son las únicas cosas que pueden ejercer presión frente a las autoridades que tienen el control de las instituciones, y peor aun, cuando esas autoridades muestran negativas a escuchar las peticiones de quienes se movilizan.

Básicamente pasan dos cosas: Los movimientos que surgieron de legítimas demandas de la comunidad se debilitan, pierden su fuerza ante un liderazgo y grupo cansado de no ser escuchados y generalmente todo vuelve a una pseudo normalidad, en donde las instituciones buscan reprimir nuevos movimientos y expresiones de descontento, hasta que cíclicamente vuelven a surgir otras manifestaciones, porque si no hay un problema resuelto el círculo de descontento se repite una y otra vez.

Lo segundo que pasa es que la misma comunidad se cansa, esto es similar al primer punto, la diferencia es que surgen nuevos liderazgos, nuevas opiniones, controversias al interior de los movimientos y generalmente terminan radicalizando sus medidas de presión. Aquí el cansancio por la nula respuesta se transforma en un mayor descontento que obliga a los grupos a alzar la voz más fuerte para que alguien los escuche. Esto no solamente por vías violentas, sino de maneras originales que vuelven a surgir de la misma comunidad.

Una movilización no se mantiene indefinidamente en el tiempo si las demandas son escuchadas y tienen respuestas, las movilizaciones son para negociar, para obtener ese beneficio que ha de ser tan legítimo, tan justo y tan noble que tuvo la fuerza para provocar dicha movilización. Más allá de los resultados satisfactorios o no, estos procesos encierran todo un ambiente que provoca la opinión y el movimiento de las personas por sus ideas, lo cual siempre es positivo. Una comunidad dormida, sin opinión, sin ganas de hacer o cambiar algo, jamás logrará nada.

Somos parte de la sociedad y la sociedad en la que estamos se mueve de esta manera, las grandes transformaciones de la humanidad en términos sociales han surgido de las mismas personas, del descontento, de un movimiento de gente que quiere cambios o respuestas. El que quiera cambiar algo debe moverse, o ese algo lo mantendrá sin ningún cambio.

Publicado en Acción USS el 19 de Junio, 2013. En el contexto de un paro estudiantil.

Anuncios

Comenta Aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s