No tuvieron un final feliz

Desde niños nos contaban cuentos con finales felices, que el príncipe y la princesa se casaban, que el bien siempre ganaba por sobre el mal, que la gente buena al final era recompensada, que el que trabajaba duro obtenía buenas cosas. Aún de grandes nos dijeron que nada era imposible para los soñadores y mil cosas más que nos ayudaron a seguir delante, a mantener el alma soñadora y la expectativa alta, esperando que algo suceda para hacernos felices. Y no es que sea mentira, no es que no ocurra jamás, ni que los milagros no existan o los sueños no se hagan realidad, pero evidentemente eran verdades a medias.

Puede leerse pesimista, pero se me hace necesario decir que las historias no son felices siempre, que la vida nos sorprende a todos con mil frustraciones, que la realidad es muy distinta a lo que nos enseñaron y a los sueños que nos vendieron. Casos hay miles: jóvenes que nunca terminaron su carrera, novios que nunca llegaron al altar. Matrimonios que no fueron separados por la muerte, niños que nunca conocieron a sus padres, trabajadores que nunca ascendieron y que no pueden pagar lo que gastan en vivir. El sistema y la vida misma nos puede parecer injusto, y a veces se encarga de dejarnos bien en claro que todo era una ilusión y que fuimos unos idiotas al caer en el juego de ilusionarnos.

¿Pero qué nos queda frente a la realidad si todo es tan malo?

Y creo que todo se encierra en una palabra: “APRENDIZAJE”. Es lo único que nos queda y lo que nos lleva al cambio. La vida es un constante crecimiento, a algunos les cuesta más aprender que a otros, algunos nunca cambian, otros son machacados por las frustraciones y los imposibles, pero ahí están y son admirables por lo que soportan, por lo que han aprendido, por lo que han crecido.
Lo que nos hace felices, no son los finales felices, y tampoco se si la misma “felicidad” como la vemos, es algo tan valioso. Es más bien una emoción transitoria que pasa como todas las otras. Lo que importa en la vida que nos tocó, es aprender y con lo que aprendemos poder construir una vida distinta a la que “nos tocó”. Seguir creyendo, no en los finales felices, sino en aprender de lo que el camino nos entrega, que para muchos también se vuelve lo más valioso de la vida.

Aprovecha tus frustraciones, tus momentos solo, tus abandonos, tus heridas, y todo lo que pueda parecer horrible. ¿Cómo aprovechar toda esa “porquería? APRENDIENDO lo que debas aprender, CAMBIANDO lo que sea necesario cambiar, al final  es para lo único que nos sirven.

Tú decides


Yo no se realmente qué mecanismos tomamos para tomar muchas de nuestras decisiones, me imagino que como en todo, percibimos primero la situación, la asociamos con nuestros recuerdos, con nuestros mecanismos de defensa, con las emociones, el miedo, la tristeza, la aversión, la alegría, evaluamos las consecuencias que podrían llegar a tener, incluimos el pensamiento abstracto, el concreto, las experiencias, qué se yo, todo lo que tenemos y al final actuamos. Por lo menos así debería ser según todo lo que aprendemos acerca del comportamiento humano, pero aún nos queda tanto por aplicar.

Es que podemos tener mil herramientas para decidir las cosas, para evaluarlas; podemos tener el centro de control más avanzado del planeta dentro de nuestra propia cabeza, todas las capacidades para tomar las mejores decisiones del mundo, pero algo pasa que caemos en lo mismo. La misma mala decisión, la misma peligrosa, terrible y menos conveniente  decisión que alguien en su sano juicio podría tomar en el mundo.

Ahí están todos los que dijeron nunca lo volveré a hacer, nunca iré otra vez allá, nunca estaré con este tipo de persona otra vez, nunca probaré esto de nuevo, nunca volveré con mi ex, nunca comeré tanto otra vez, nunca volveré a mandar ese mensaje, nunca, nunca te diré (8) 😀 etc… Y a quién no le ha pasado que pasa el tiempo y vuelve a estar en el mismo lugar de antes?

Esto pasa en todos los niveles, desde lo personal, cuando son los mismos pensamientos tontos de siempre, esos que deseamos apartar de nuestra mente los que vuelven una y otra vez. Hasta el nivel macro, ese nivel de volver a votar por la misma candidata de siempre, ese nivel de creer que alguien que no hizo nada antes ahora si lo hará, ese nivel de creerle a esa persona otra vez, ese nivel de no hacer lo que teníamos que hacer, hasta el nivel de la “no decisión” de volver a no jugársela, de volver a desperdiciar el tiempo, de decidir no vivir y de sentirse incompetente ante esos desafíos que requieren que pensemos normalmente.

Podemos tenerlo todo para hacerlo bien, pero ahí quedamos otra vez. Lo bueno de todo es que nunca es tarde, porque aun habrá un nuevo día, una nueva noche, una nueva oportunidad para todo en la vida, si es que amaneces vivo (a) mañana para decidir bien.

Voladas mentales entre tanta contingencia por acá.

Ejemplo de “No Violencia” en el desalojo del Liceo Manuel de Salas [Documental]

Este documental muestra los momentos vividos el pasado miércoles 26 de Junio, cuando la intendencia de la región metropolitana decidió desalojar todos los colegios en toma. Más de 120 estudiantes del Liceo Experimental Manuel de Salas fueron desalojados de su colegio oponiendo resistencia no violenta hasta el final. Un ejemplo de protesta en estos días, y también un llamado a la no violencia para manifestarse y exigir demandas legítimas para toda ciudadanía, un aspecto que si bien no ha sido enfatizado por los grandes medios de comunicación, mas bien ha sido minimizado. Pero sin embargo, es la tónica de la mayoría de las manifestaciones estudiantiles en Chile.

Por otra parte, lo que más impacta (por lo menos a mi me choca) es que han pasado 7 años ya desde que en el 2006 muchos de nosotros fuimos parte de las tomas y manifestaciones en nuestros propios colegios en todo Chile, lamentablemente aun no se han conseguido los grandes cambios que la educación requiere, aun existen los mismos gobernantes que prefieren no escuchar a la gente por la que son elegidos. Eso es lo más lamentable.

safe_image

El documental fue realizado por Guille Sohrens

¿No más de lo mismo? El video que los iconos comunistas grabaron en apoyo a Michelle

Contradictorio, una locura, vendidos, sin dignidad… son algunas de las calificaciones o descalificaciones que han recibido  estos tres rostros del Partido Comunista de Chile, que finalmente, y a solo dos días de la primaria han publicado este video que llama a reformas profundas en las políticas del estado. Asamblea constituyente, reforma tributaria y educacional, entre otras, son las demandas tan conocidas ya por todos y que muchos han gritado desde el 2011 y desde antes incluso en las calles de Chile. Hasta ahí todo bien.

¿Contradictorio?
Aquí viene lo “feo” del asunto. El PC siempre reticente y más radical que los demás partidos políticos, exigiendo más y yéndose al borde de lo “radical”. Más zurdo que todos los otros partidos de izquierda en Chile. Pero también, un partido del que salieron iconos del movimiento estudiantil como Camila Vallejo, Ballesteros y Karol Cariola, gente que en su momento gritó a la cara del gobierno actual, como también a la concertación y sus 4 gobiernos anteriores su alta ineficacia e incapacidad de escuchar las demandas del país, criticó arduamente el gobierno y la gestión de Bachelet, la desacreditó en materia de educación, y evidentemente todo el movimiento estudiantil y luego social, se sumó a estas críticas legítimas, reales y evidentes. Esta generación en su gran mayoría, y a diferencia de las anteriores, vivió en carne propia el movimiento pingüino del 2006, es la generación que se peleó con Michelle, la generación que el gobierno no quiso escuchar, y es más, la generación a la que el gobierno de Michelle Bachelet desilusionó profundamente (porque a esa edad uno se desilusionaba), ya que teniendo la oportunidad de realizar una reforma educacional profunda desde las bases de esta, simplemente promulgó una ley que no tomaba ni la mitad de las peticiones de los estudiantes, ni secundarios, ni universitarios, ni del país. Pudiendo cambiar la historia del país, la alargó, la mantuvo, no hizo nada.

A mi personalmente no me resulta contradictorio que el PC apoye a Bachellet y que en esta ocasión no hayan priorizado sus ideales yéndose con el candidato que mejor los podría representar como podría haber sigo José Antonio Gómez, o cualquier otro. No me sorprende porque así es la política, llena de análisis y de conveniencias y hasta me parece congruente, así son los partidos políticos, están donde les conviene, se alinean y hacen alianzas en busca de sus beneficios.
Lo que me resulta contradictorio es el cambio de discurso, el decir en la calle que un gobierno, que una coalición, que una persona no te representó, que hizo lo contrario a representarte, que básicamente te mintió y te metió el dedo en la boca y luego, bueno, perdonarla (cosa noble y hermosa por lo demás), apoyarla, (también muy bonito), y decirle a los demás que voten por ella, grabar un video con tu misma cara, con tu misma voz, para pedir el apoyo a una persona que antes no lo hizo y nada nos garantiza que lo haga ahora, precisamente ahí está la inconsecuencia.

Yo no sé si a alguien más le pasa y no es mi intención juzgar, porque mañana mismo puedo cambiar de opinión yo mismo quizás, puedo enterarme que a estos chicos les pusieron una pistola en la cabeza o los amenazaron con sus legítimamente anhelados cargos políticos, o lo que sea. Pero como dijo Gabriel Boric a Camillo Ballesteros en un tuit hoy: “Yapo Camilo, un POCO DE DIGNIDAD”.

Seguramente seguiremos viendo incongruencias de este tipo y de otros tipos en la política y en todas partes, porque siempre las hemos visto, porque lamentablemente como seres humanos somos inconsecuentes a veces, y muchas veces, eso está claro.

¿Les jugará en contra todo esto?, ¿Les sumará o les restará?, ¿Se burlarán de sus hijos en el colegio?, ¿Saldrá Bachellet otra vez presidenta de Chile?, ¿Grabará la rana de Allamand un video ahora en apoyo a la sonriente Michelle?, ¿Los abuelos de Chile votarán por un independiente?, ¿Será un helado de invierno o de verano ese barquillo de la foto?… Todas preguntas sin responder por ahora.

*Las JJ.CC de Osorno por su parte manifestaron su NO apoyo a la candidatura de Bachelet. Se mantienen en su línea.

Fuente de la noticia: Bio-Bio

La Doctrina del Shock [Documental]

Un excelente documental realizado por Michael Winterbottom y Mat Whitecross el 2009 en base al libro “La doctrina del shock: el auge del capitalismo del desastre” de la periodista canadiense Naomi Klein publicado el 2007.

La autora señala “nos estamos volviendo a prueba de shock“, en medio de las crisis la sociedad actual no puede aceptar todas las políticas que les imponen, debe ser partícipe de la solución y las propuestas. “Si queremos políticas contra la crisis que hagan de este mundo un sitio mas sano, justo y pacífico, tendremos que salir ahí fuera y obligarlos.”

Totalmente recomendado para comprender las dinámicas políticas, sociales y económicas que han operado durante tantos años en muchos países del mundo y que refleja fielmente la realidad actual de Chile, sus crisis y las demandas actuales a estas problemáticas que aun no han sido resueltas.

img50c70ff804434trailer-la-doctrina-del-shock[1]

Paralizados, pero movilizados.

Imagen
Para la mayoría de la gente no es novedad escuchar que alguna institución está en paro, ya sea un sindicato, un colegio, una universidad o un grupo de gente organizada, generalmente por demandas propias de cada ambiente laboral o estudiantil. Los paros siempre han sido un clásico de muchos procesos en la toma de decisiones y una medida de presión ante la institucionalidad que muchas veces abusa, no responde a demandas justas o simplemente una medida para obtener un beneficio a favor de los movilizados.

Está más que claro que nadie protestaría para ser perjudicado, todos buscan ser beneficiados. Y lamentablemente es una medida de presión que es bastante frecuente en nuestro país y en países que llegan a niveles de crisis frente a su comunidad. Digo “frecuente”, porque hace unos años solamente se recordaban los grandes paros de los trabajadores, sindicatos, en los que se pedían mejoras laborales o aumentos de sueldos. Pero desde hace unos años especialmente el 2006 al 2008 y luego en el 2011 hasta la fecha, el auge del movimiento estudiantil y las demandas de este, ante una situación precaria en la educación del país han hecho que sea muy frecuente en una gran cantidad de centros educativos salir a la calle, “irse a paro”, tomarse la sedes de colegios, institutos y universidades como medidas de presión.

Hoy en Chile, en año de elecciones hay muchos colegios y universidades en toma o paro de actividades, todos adhieren a las demandas históricas de la educación y hoy también suman y cobran relevancia las peticiones internas de cada institución. El modelo educativo en Chile está más que cuestionado, y ya más que sabido que es ineficaz y se necesita una re-estructuración profunda.

Para algunos puede parecer algo terrible tener que salir a la calle a protestar o irse a paro, aun más terrible y violento tomarse una sede, pero qué pasa cuando estas medidas son las únicas cosas que pueden ejercer presión frente a las autoridades que tienen el control de las instituciones, y peor aun, cuando esas autoridades muestran negativas a escuchar las peticiones de quienes se movilizan.

Básicamente pasan dos cosas: Los movimientos que surgieron de legítimas demandas de la comunidad se debilitan, pierden su fuerza ante un liderazgo y grupo cansado de no ser escuchados y generalmente todo vuelve a una pseudo normalidad, en donde las instituciones buscan reprimir nuevos movimientos y expresiones de descontento, hasta que cíclicamente vuelven a surgir otras manifestaciones, porque si no hay un problema resuelto el círculo de descontento se repite una y otra vez.

Lo segundo que pasa es que la misma comunidad se cansa, esto es similar al primer punto, la diferencia es que surgen nuevos liderazgos, nuevas opiniones, controversias al interior de los movimientos y generalmente terminan radicalizando sus medidas de presión. Aquí el cansancio por la nula respuesta se transforma en un mayor descontento que obliga a los grupos a alzar la voz más fuerte para que alguien los escuche. Esto no solamente por vías violentas, sino de maneras originales que vuelven a surgir de la misma comunidad.

Una movilización no se mantiene indefinidamente en el tiempo si las demandas son escuchadas y tienen respuestas, las movilizaciones son para negociar, para obtener ese beneficio que ha de ser tan legítimo, tan justo y tan noble que tuvo la fuerza para provocar dicha movilización. Más allá de los resultados satisfactorios o no, estos procesos encierran todo un ambiente que provoca la opinión y el movimiento de las personas por sus ideas, lo cual siempre es positivo. Una comunidad dormida, sin opinión, sin ganas de hacer o cambiar algo, jamás logrará nada.

Somos parte de la sociedad y la sociedad en la que estamos se mueve de esta manera, las grandes transformaciones de la humanidad en términos sociales han surgido de las mismas personas, del descontento, de un movimiento de gente que quiere cambios o respuestas. El que quiera cambiar algo debe moverse, o ese algo lo mantendrá sin ningún cambio.

Publicado en Acción USS el 19 de Junio, 2013. En el contexto de un paro estudiantil.

Carta de un estudiante de intercambio a los estudiantes chilenos


El Martes 18 de Junio de este 2013, un estudiante de intercambio Francés escribió en Facebook esta carta a los estudiantes chilenos:

Hola,

Me llamo Tristan y soy Francés. Tengo la suerte de haber nacido en un país donde la educación, como la salud, son considerados derechos humanos.

Hace un año atrás, tenía la ingenuidad de creer que era así en todo el mundo, ¿Cómo podría ser distinto?

Claro que sabía que en los EE.UU. educación y salud eran considerados como unas mercancías, pero pensaba que eso era el caso muy particular de este país, una locura propia del capitalismo salvaje de los EE.UU. Locura que consiste en pensar que todo se puede vender, aun los derechos humanos, aun el agua, aun las semillas…

Cuando llegue a Chile hace un año, me di cuenta que esta triste realidad no era un caso aislado. Me acuerdo de la cara de mis compañeros Chilenos cuando me preguntaban:

“Y ustedes, en Francia, ¿cuánto pagan por la U?” -Y yo , con mi acento de Franchute, medio comprensible, contestaba: “Pues…. Nada, es gratis para todos y para siempre.”

Y me asombraba cuando ellos me decían cuánto pagaban para un año de estudio.

Ahora me considero como una persona que tiene suerte, la suerte de vivir en un país donde la educación y la salud son gratis, pero no debería tener esta sensación de suerte, ni siquiera debería cuestionarme sobre este punto, debería ser algo que sea lo mismo para todos los seres humanos del mundo. Hay muchas cosas sobre las cuales podemos discutir, cuestionar su legitimidad, debatir sobre su razón de ser, preguntarse si no sería una locura de socialista, o peor, ¡de comunistas! ...Pero educación y salud no son cosas cuestionables, son derechos, que nos entregamos nosotros seres humanos, a nosotros mismos.

Descubrí aquí que se puede vender lo invendible… debería deprimirme, debería decir “Chile es un país de inconscientes” pero no… De hecho estoy muy optimista, y eso gracias a ustedes los estudiantes Chilenos.

En efecto, de la misma manera que descubrí un sistema no igualitario e injusto (¡ojo! lejos de mi la idea que el sistema Francés sea perfecto, solo un poco más igualitario…), una generación mayor totalmente sometida a sus dirigentes, resignados a los intereses financieros de una minoría de la población, también descubrí la juventud y la generación de estudiantes más valiente, determinada, optimista, consciente y fuerte que nunca he visto. En mi país la situación es fácil para nosotros, ni nos damos cuenta de nuestra suerte, y nadie tiene que ser despierto, valiente y reflexionar como lo hacen ustedes. Yo tengo mucho respeto y admiración por ustedes que no se resignan, que siguen luchando aunque hace años que la lucha sigue, que han logrado despertarse y oponerse a un sistema ya establecido como la norma, que saben que no dejarán de luchar hasta que llegue el cambio. Muchos hubieran abandonado desde mucho tiempo, partiendo por la juventud de mi país, pero ustedes tienen una fuerza interior propia, probablemente debida a la historia de su país, que hace que la juventud Chilena sea fuerte e inteligente. Todos saben que esta lucha logrará un cambio, no importa el tiempo que tomará, pero seguirán hasta que la educación sea un derecho humano en Chile también, y se que el que cree que ustedes se van a cansar esta equivocado!

Si yo puedo decir que en mi país la educación es gratis es porque mis ancestros pelearon por eso, para que sea reconocido como un derecho universal, y se que sus hijos o nietos puedan decir “Yo tengo un sistema de educación gratis porque mis ancestros pelearon por eso…”

Se acaba mi año de intercambio y volveré a Francia dentro de poco; pero me voy confiado y guardaré toda mi vida en mi mente su ejemplo de optimismo y de determinación. Me voy optimista porque sé que nunca se rendirán, y sé que serán la prueba viva que la juventud es la llave del cambio.

Me siento orgulloso de haberles conocido, de haber conocido a estos estudiantes que nos muestran que aun queda esperanza en este mundo, y que nosotros, los jóvenes, tenemos el poder de mejorarlo.

Gracias y buena suerte!

Tristan Urtizberea

Estudiante de Intercambio en la FCFM de la U. de Chile.